domingo, setiembre 27

DICHOS CHILENOS




Expresiones como "pololeo", "con camas y petacas", "enfermo del chape" tienen un origen que muchos desconocemos. Entérate de dónde provienen los más variados dichos, refranes y costumbres chilenas que están arraigadas en nuestra cultura y que usamos en el lenguaje cotidiano.

- A lo coche de guagua: Este dicho ha derivado en "a la cochi guagua" y se usa para designar a aquellas personas que consiguen las cosas sin hacer el menor esfuerzo.
Esta frase encuentra su origen en las conclusiones que los pueblerinos tenían con respecto a los coches de las guaguas. Decían que estos, a diferencia de cualquier otro medio de transporte, eran los únicos que no necesitaban pagar patente, no requerían de permisos de circulación y transitaban libremente por las calles. Además, esta expresión hace referencia a que las guaguas son transportadas sin que ellas hagan el más mínimo esfuerzo.

- A rey muerto, rey puesto: Este refrán se usa en varios países latino americanos y en Chile es bastante corriente y popular. Encuentra su origen en la sucesión inexorable que se da en las monarquías y corresponde a la idea de que ?murió el rey, vive el rey?, que por extensión se interpreta como que cada vez que queda un puesto vacante, siempre hay alguien dispuesto y ansioso por sustituirlo o reemplazarlo.
Entonces, a rey muerto, rey puesto hace referencia al rápido proceso que existe para ocupar el cargo dejado por una persona.

- Por la chupalla: Chupalla en voz quechua alude a la achupalla, una planta de cuyas hojas se sacan las tirillas o trencillas que dan forma a las clásicas "chupallas", es decir, a los sombreros que son muy populares en nuestro país. Campesinos, obreros, pescadores hombres de la pampa y de la mina han portado sus chupallas para protegerse del sol. Además, se ha constituido como el sombrero típico del roto y del huaso chileno, estando presente en las festividades criollas más relevantes. La expresión "Por la chupalla" proviene de una anécdota muy simpática. Para las Fiestas Patrias de 1871 encabezaba el gobierno el entonces Presidente de la República don Federico Errázuriz Zañartu. El mandatario asistió a las festividades nacionales portando un sombrero de "pelo" y no una chupalla como solía ser la tradición. Incluso, algunos de sus ministros y parlamentarios también usaron ese tipo de atuendo, al que algunos bautizaron como "tarro de unto" o "colero". El hecho causó gran sorpresa entre los asistentes, puesto que era una innovación en cuanto a la vestimenta tradicional. Tan asombrado estaba un rotito chileno que miraba el paso del Presidente con este extraño sombrero que exclamó: ¡La chupalla del Gobierno! De esta forma, el dicho se consolidó como una expresión burlesca, que manifiesta sorpresa y asombro ante alguna

- Como chaleco de mono: Dejar a una persona como "chaleco de mono" es dejarla estropeada, hacerle pasar una vergüenza, desacreditarla y menospreciarla.
Está expresión encuentra su origen en la vestimenta que caracterizaba a los monitos que posaban sobre las espaldas de los organilleros que recorrían las calles de los barrios populares. Estos monitos, por lo general, usaban una pollerita y un chaleco viejo, raído y desastroso. A partir de esa identificación se comenzó a usar el "chaleco de mono" como término peyorativo.

- Con camas y petacas: Cuando alguien viaja con mucho equipaje o se traslada de algún lugar a otro muy preparado se dice que va con "camas y petacas".
Este decir encuentra su origen en la época de la Colonia, ya que las petacas eran unas cajas de cuero de caballo en las que los conquistadores españoles transportaban sus ropas cuando iban de un lugar a otro.

- Darse vuelta la chaqueta; Esta expresión se usa para designar a las personas que mantienen actitudes dobles, de dos caras. Nos referimos a los que hablan mal de sus enemigos, pero que al mismo tiempo se preocupan de tener buenas relaciones con ellos. El término se usa mucho en el ámbito de la política y es precisamente en este plano donde nació.
Corrían los tiempos de la guerra civil, durante el período presidencial de Manuel Balmaceda, en la que a los soldados que le quitaron su respaldo al presidente, se les identificó como los que se habían dado vuelta la chaqueta.

- Emborrachar la perdiz: Este dicho proviene de la rutina de los cazadores de perdices, quienes para poder capturarlas corrían en círculos alrededor de ellas con el fin de marearlas. En la vida cotidiana, el término se usa mucho cuando alguien habla demasiado y logra "marear" a la otra persona.

( Fuente: www.chile.com )





2 comentarios:

Anónimo dijo...

Me Sirvieron Mucho los ^^Dichos Chilenos^^,ya Hice Mi Tarea y Ojalas que la Tenga Buena

GRACIASS

NIVIA dijo...

quiero saber de dinde naxe ek ducho "paga moya" si alguien lo dabe favor responder a gonzalez.cinfinito.haydee@gmail.com
gtacias